Saltar al contenido
DEMENTA

MENTA POLEO

Poleo menta: sus 7 propiedades y beneficios para la salud

Esta planta aromática es un recurso habitual en la cocina de muchas personas.

Hoy y a lo largo de la historia, hay muchas infusiones que han ganado una gran popularidad entre las diferentes culturas y grupos de población, utilizando diversas hierbas con propiedades medicinales útiles para aliviar ciertas molestias o generar cambios en nuestra activación o niveles de ánimo.

El té o la manzanilla es probablemente el más conocido, al igual que el café (aunque no nos detenemos para identificarlo como tal). Otra de las plantas que se usan para hacer infusiones es la menta, de la que hablaremos a lo largo de este artículo.

Menta: Descripción básica
Polo de menta es el nombre popular que le damos a “Mentha pulegium”, un tipo de planta aromática que, como el romero, el orégano, la salvia o la albahaca, forma parte de la familia Lamiaceae. Es una de las formas más conocidas de menta, utilizada durante siglos en el Mediterráneo y el Este para diversos fines, desde repelentes de insectos hasta aromatizantes a través del uso como hierba medicinal.

La menta es una planta que tiene numerosas propiedades que lo hacen aconsejable para ayudar a combatir diversas molestias y promover nuestro bienestar, pero sin embargo, algunos de sus componentes pueden ser tóxicos (especialmente los de pulegone). En general, toda la planta generalmente se usa y se consume, aunque lo más común es que las infusiones usan las hojas.

Propiedades saludables de esta planta.
Hay muchas propiedades de la menta que la hacen una hierba útil en sus múltiples presentaciones, especialmente cuando se usa como infusión. Entre estas propiedades beneficiosas, algunas de las principales son las siguientes.

  1. Promueve la digestión y reduce las molestias intestinales.
    El poleo de menta es muy útil para favorecer el proceso digestivo.

Específicamente, tiene un efecto colágico, lo que implica que genera la expulsión de la bilis a través de la vesícula biliar (algo fundamental para el proceso digestivo) y, a su vez, facilita la evacuación. Además, es antiespasmódico, lo que reduce las contracciones repentinas o los espasmos que pueden ocurrir visceralmente. También tiene la propiedad interesante de facilitar la expulsión de gases, algo que reduce las posibles molestias.

  1. Estimula el apetito.
    Se ha descubierto que la hierbabuena es una planta capaz de promover un aumento del apetito y el hambre, algo que puede ser útil en aquellos que muestran poco apetito (por ejemplo, ante aversiones o depresiones).
  2. Contribuye a la regulación del ciclo menstrual
    Se ha demostrado que el aceite de menta tiene un efecto emenagógico, lo que implica que la acción de esta planta puede favorecer la expulsión del flujo menstrual. Esto lo hace útil para personas con cambios en el ciclo menstrual, desregulación o fallas. El efecto antiespasmódico mencionado anteriormente también facilita que el síndrome premenstrual sea menor.
  3. Facilita la exudación
    Otra de las propiedades útiles de esta planta es que puede contribuir a reducir los niveles de fiebre y la temperatura corporal, ya que aumenta la sudoración.
  4. Antiséptico, antifúngico y parasiticida.
    Además de las propiedades anteriores, otra ventaja del poleo poleo de menta es que combate diferentes bacterias y parásitos, así como algunas especies de hongos. Por lo tanto, a menudo se usa como una infusión para tomar por vía oral y limpiar heridas externamente o incluso como enjuague bucal.
  1. Ayuda a combatir los síntomas del resfriado y los trastornos respiratorios leves.
    El poleo de menta también se usa para infusión y se vaporiza para tratar algunas afecciones, como el resfriado común o la bronquitis, ya que tiene un efecto antitusivo leve y facilita la expulsión de la mucosidad. Esto se debe al mentol, que tiene lo mismo que el resto de las plantas del género mentha.
  2. Relajante
    El estrés y la ansiedad pueden disminuir algo con una infusión de menta, que lo ayuda a relajarse y facilita el descanso y el sueño.

Riesgos y contraindicaciones.
Aunque la menta es una hierba relativamente popular especialmente utilizada para preparar infusiones (en este caso, la baja concentración de los componentes de esta planta generalmente no es dañina), pero también puede tener efectos adversos para la salud.

Por lo tanto, bajo ciertas condiciones, puede estar contraindicado, especialmente cuando se produce un consumo excesivo. El riesgo suele ser mayor cuando lo que se usa es el aceite esencial.

Para empezar, recuerde que esta planta puede ser molesta, algo que puede causar ardor y dolor en todo el tracto digestivo. Además, si se consume en exceso, puede provocar diarrea y dolores de cabeza por problemas gastrointestinales.

Lo más significativo es que el centavo de menta puede volverse tóxico a nivel renal y hepático, y su consumo por personas con insuficiencia o problemas relacionados con estos órganos debe evitarse.

También afecta la absorción de hierro, lo que dificulta y disminuye los niveles de hierro e incluso puede provocar hipoglucemia. Por eso se recomienda que las personas con anemia no lo consuman.

Además está contraindicada durante el embarazo dado que favorece la aparición de contracciones en el útero, algo que en dosis altas puede terminar por facilitar un aborto o un parto prematuro. Tampoco en la lactancia ni en menores de dos años de edad.

Referencias bibliográficas:

  • Batllori, L. (1990): Plantas medicinales y drogas vegetales: Poleo. Offarm 9(9): 97 – 98.
  • Muñoz, L.M., Alonso, M.T. y Santos, M.T. (1998). Plantas medicinales españolas. Mentha Pulegium L. (Labiatae). (Poleo, poleo-menta). Stud.bot, 17. Ediciones Universidad de Salamanca.